MAGAZINE

28
Sep 2016

Diseño digital para divulgación académica: humanidades digitales

Diseño digital para divulgación académica: humanidades digitales

Vivimos en un momento en el que el estudio de las humanidades está siendo cada vez más relegado en los planes de estudio. Esto es debido principalmente a la percepción de las escasas oportunidades laborales que existen en este campo o la falta de rentabilidad que el estudio e investigación dentro de las ciencias humanas reportan al erario público, con respecto a otras ciencias con aplicaciones más prácticas en ámbitos de la economía que adquieren financiación directa y de manera prácticamente inmediata por medio de patentes.

Dejando aparte lo acertado o erróneo de esta percepción, algo que sí debe hacer pensar a los investigadores del siglo XXI es que hay que hacer visible el carácter científico, y aunque sea difícil de medir, la utilidad que para el conjunto de la sociedad tienen las ciencias humanas. Es decir: las humanidades deben pensar en clave de futuro, y este desafío se debe ver como una oportunidad en lugar de como una amenaza.

Epistemológicamente las ciencias humanas estudian al hombre como individuo, como parte de la sociedad y su cultura. Aunque la clasificación de las diferentes disciplinas que conforman las humanidades en la organización académica de las universidades y los planes de estudio sea un debate abierto, para la consideración o no de tales disciplinas como ciencias debe tenerse únicamente en cuenta su metodología, esto es, si esta hace uso del método científico para responder a una hipótesis planteada, entendiendo esta como la «suposición de algo posible o imposible para sacar de ello una consecuencia».

Si nos ceñimos a la definición de metodología por el Diccionario de la lengua española, esta nos dice que se trata de aquel «conjunto de métodos que se siguen en una investigación científica». El método científico consiste en la formulación de una hipótesis a partir de una serie de observaciones o de la intuición, para finalmente deducir las consecuencias tras un proceso que implica la experimentación, el análisis y, posteriormente, la confirmación o verificación de los resultados por investigadores independientes.

El método científico se debe apoyar de una serie de procesos fundamentales como son la reproducibilidad y el falsacionismo, si es o no refutable. El razonamiento deductivo es un argumento donde la conclusión se infiere necesariamente de las premisas. El razonamiento inductivo consiste en obtener conclusiones generales a partir de premisas que contienen datos particulares o individuales.

Lo anterior trata de exponer el marco teórico al que nos debemos atener a la hora de definir o no a las humanidades como ciencias. Sin duda los estudios humanísticos de la era digital hacen uso de un gran volumen de información y datos que han sido recopilados a lo largo del tiempo y hacen uso de una metodología para resolver una hipótesis planteada y sacar así conclusiones.

En la era digital en la que vivimos, cada vez están más difusos los límites entre ciencias puras y aplicadas, lo cualitativo frente a lo cuantitativo, y lo teórico frente a lo práctico, ya que hoy en día todas las ciencias están relacionadas y se apoyan y hacen uso unas de otras en mayor o menor medida. Ejemplo de esto podría ser un proyecto de estudio de carácter humanístico que hace uso de procesos de computación y análisis de grandes volúmenes de datos recopilados en archivos históricos mediante el análisis conocido como data mining, proceso por el cual se trata de encontrar patrones y así recuperar información útil para la investigación.

el-libro-en-sevilla

El Libro en Sevilla, un proyecto de humanidades digitales

Si pensamos en términos instrumentales, las humanidades sirven además de para hacer percibir la dimensión histórica de los individuos, para ayudar a adquirir un pensamiento libre y crítico que ayude a afrontar los problemas a los que se enfrenta la sociedad. Se debe potenciar pues en la nueva sociedad de la información nuevas formas de transmisión y difusión de las humanidades, para dejar claro su rol e importancia para la comunidad y su carácter científico, y para que esta las valore como es debido.

En los últimos años y desde la aparición y difusión de Internet como medio de comunicación de masas se ha hecho más evidente la necesidad de definir un marco para las humanidades digitales. Estas deben encontrar sus propios procesos que compartirán lugares comunes con otras ciencias, pero sin duda también deberán tener sus lugares específicos.

Desde la difusión del ordenador personal en la mayoría de los hogares, las enciclopedias en CD-ROM y la posterior llegada de Internet como soporte masivo de información ha quedado claro que existe una necesidad fundamental de recopilar fuentes de información fiables, y de lugares que sirvan de punto de encuentro tanto para aquella audiencia que requiera desde una simple introducción al tema a aquella que se encuentre en un proceso de búsqueda de información más avanzada.

Además de los foros de colaboración de investigadores y profesionales que generen comunidades, los repositorios de artículos especializados, las utilidades de edición de contenidos y creación colaborativa o las bases de datos relacionales que faciliten el intercambio con otros portales culturales, tanto de instituciones públicas como de entidades privadas, otro de los fuertes de la humanidades digitales es la creación de aplicaciones de trabajo en la nube: crear experiencias individuales, como puede ser la de crear un espacio para guardar artículos o una selección de notas y citas que nos sirva de referencia para trabajos de investigación.

En cuanto a los orígenes de lo que hoy entendemos por humanidades digitales, estas empiezan a tener proyección y podríamos decir que se redefinen gracias al trabajo que realizan desde hace más de una década una serie de centros universitarios, entre los que destacan:

• Roy Rosenzweig Center for History and New Media:
Uno de sus investigadores principales, Daniel J. Cohen, coautor del libro Digital History: A Guide to Gathering, Preserving, and Presenting the Past on the Web junto al que fuera director y alma mater del centro, Roy Rosenzweig, define las humanidades digitales como citamos a continuación:

quote-mark

Digital humanities is the use of digital media and technology to advance the full range of thought and practice in the humanities, from the creation of scholarly resources, to research on those resources, to the communication of results to colleagues and students.
Daniel J. Cohen

Esta definición traducida vendría a decir que las humanidades digitales consisten en el uso de medios digitales y de la tecnología para progresar en todo el campo del pensamiento y la práctica de las humanidades, desde la creación de recursos académicos para la investigación, hasta la difusión de los resultados entre compañeros y estudiantes.

El trabajo de este centro bajo la dirección del que fuera su director Roy Rosenzweig comenzaría en 1994 y se ha dedicado desde entonces a la creación de múltiples proyectos de creación de recursos digitales, software open-source , exposiciones virtuales, o creación de comunidades mediante el uso de foros de participación.

Entre las herramientas que este centro ha desarrollado destacan Omeka, una plataforma de publicación online y de creación de exposiciones digitales, o la extensión para navegadores web Zotero destinada a la recopilación y análisis de citas y fuentes para la investigación, ambas de código abierto y que se pueden descargar de forma gratuita desde su plataforma web. Además de múltiples proyectos de humanidades digitales fueron los responsables del Journal of Digital Humanities y actualmente de Digital Humanities Now.

Disponible en: chnm.gmu.edu

• Digital Humanities @ Oxford:
Entre los múltiples proyectos de humanidades digitales que se llevan a cabo actualmente en esta universidad destacamos 15cBOOKTRADE, dirigido por Cristina Dondi, responsable de la base de datos MEI –Material Evidence Incunabula– alojada y mantenida por el Consortium of European Research Libraries, y que estudia el comercio de libros durante la época incunable.

Disponible en: digital.humanities.ox.ac.uk

• UCL Centre for Digital Humanities:
Dentro de los numerosos proyectos del University College of London Centre for Digital Humanities, destacamos Archaeology of Reading in Early Modern Europe, que estudia mediante técnicas de data mining los hábitos de lectura a partir de las anotaciones manuscritas en los márgenes y entre líneas por lectores de libros impresos principalmente durante el siglo XVI.

Disponible en: www.ucl.ac.uk/dh

• University of Cambridge Digital Humanities Network:
Con el proyecto de digitalización de la obra de Isaac Newton Principia Mathematica la University of Cambridge ha inaugurado la nueva Cambridge Digital Library. Sobre patrimonio bibliográfico existen diferentes proyectos actualmente en desarrollo entre los que nos gustaría destacar “Wrongdoing in Spain” , un proyecto de investigación que estudia la colección de esta universidad de pliegos sueltos españoles de los siglos XIX y XX.

Cuentan además con un proyecto de investigación que trata exclusivamente la evolución de la humanidades digitales, el Cambridge Center for Digital Knowledge, que ha establecido diferentes fases en la evolución de las humanidades digitales: una primera fase en la que se ha priorizado la digitalización de materiales, una segunda fase en la que se han ido definiendo las humanidades digitales como disciplina, y como resultado de ello se ha conseguido el acceso a una ingente cantidad de datos a nivel mundial, y una tercera fase en la que nos encontramos ahora y en la que según este proyecto se debe definir la epistemología digital, y que se lleva a cabo desde “The Concept Lab” , grupo de trabajo que además forma parte del desarrollo de The Re:Enlightenment Project, que estudia el desarrollo de materiales académicos y su posterior difusión como bien de interés público.

Disponible en: www.digitalhumanities.cam.ac.uk

• King’s College Digital Humanities:
Se trata de una de las universidades con mayor actividad en proyectos de investigación de humanidades digitales desde hace casi tres décadas, comenzando el estudio de las posibilidades de la utilización de la computación para el desarrollo de las humanidades en 1988. Actualmente cuenta con un proyecto que hace uso de ontologías y web semántica para recopilar el paradero de una colección de alrededor de 60.000 manuscritos que tras la muerte de su propietario sufrió un proceso de dispersión por la venta de sus ejemplares a manos de sus herederos: Reconstructing the Phillipps Manuscript Collection.

Se trata del proceso conocido como provenance, que estudia el histórico de adquisiciones de una obra siguiendo registros documentales . Este proceso, muy habitual para piezas de arte, se está llevando a cabo actualmente en múltiples proyectos de investigación sobre el mundo del libro como el ya mencionado 15cBOOKTRADE.

Ambos proyectos podrían servir como experiencias modelo para un posible proyecto de investigación similar que reconstruyera la Biblioteca Colombina localizando la ubicación actual de las obras gracias a las anotaciones de compra y los registros bibliográficos del propio Hernando Colón. Dichos fondos sufrirían un proceso de dispersión debido a sustracciones irregulares a lo largo de los siglos.

Disponible en: www.kcl.ac.uk/artshums/depts/ddh

• Harvard Metalab:
Para finalizar este breve listado de centros universitarios y proyectos de investigación de humanidades digitales, nos gustaría mencionar a Jeffrey Schnapp y su Digital Humanities Manifesto. Coautor de una obra esencial para la introducción a la humanidades Digitales, Digital Humanities, publicado por The MIT Press. Jeffrey Schnapp es un firme defensor del open source y del acceso abierto, de la creación colaborativa y de la importancia del diseño como disciplina fundamental dentro de las humanidades digitales.

Disponible en: metalab.harvard.edu

Paralelamente se han creado diversas asociaciones que promueven la difusión y el encuentro entre profesionales de las humanidades digitales, entre las que destacamos las siguientes:

• Alliance of Digital Humanities Organizations:
Organización internacional que engloba a una serie de asociaciones a nivel mundial y que edita las publicaciones DHcommons Journal y Digital Humanities Quarterly, además de ser los responsables del congreso anual ADHO Conference.

Disponible en: adho.org

• European Association for Digital Humanities:
Fundada en 1973 bajo la denominación “Association for Literary and Linguistic Computing”, cambiarían su denominación en 2012. Se encargarían de editar originalmente Digital Studies in the Humanities, publicado por Oxford University Press y ahora reconvertido en el ya mencionado Digital Humanities Quarterly, editado por la ADHO, asociación de la que forman parte.

Disponible en: eadh.org

Comments are closed.

Sobre el autor

DDmag es un proyecto de Javier Alés Ojeda. Diseñador digital, ha trabajado desde el año 2003 en diferentes agencias en Madrid, Londres y Sevilla, ciudad donde actualmente reside. En ddmag.es puedes ver sus últimos proyectos y artículos especializados en diseño digital.

También es creador de El Libro en Sevilla un proyecto de humanidades digitales destinado al estudio y difusión de la historia del libro en su ciudad. Puedes seguir las cuentas de Twitter @ddmag_es y @javierales para estar al día de nuevos contenidos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar